Edad y tecnología

Nací en 1981, en esos años el soporte más usado para la música eran las cintas y los LPs, estos últimos más caros, acababa de salir el IBM PC, y Sinclair sacaba el ZX81.

ZX 81, el ordenador que este año sacó Sinclair, aunque al año siguiente sacó el famoso ZX Spectrum. Fuente: Classic-computers.org.nz

Commodore llevaba un año con su VIC 20 y Nintendo presentaba su última recreativa: Donkey Kong, que sería un triunfo frente a Pac Man, de 1980 y Galaga, de ese mismo año. Internet se limitaba a unas pocas universidades y empresas de EEUU y no existía la web.

Ah, y la única consola que vendía algo ese año era la Atari VCS, luego llamada 2600.

Bien ¿a qué viene esto? A que en 36 años he visto nacer, crecer, triunfar, fracasar montones de tecnologías y avances tecnológicos.

Y que aunque muchas me las tuve que aprender en revistas o tardé años en tocarlas, desde que supe de su nacimiento, quise conocerlas, probarlas si era posible y tenerlas aun después de su desaparición o años después de su salida al mercado: en mi casa solían comprar las consolas cuando ya tenían su sucesora en el mercado, quitando la excepción de Amstrad GX4000, nos pasó con Master System y Mega Drive o por ejemplo, me compré hace pocos años un LaserDisc o un HD-DVD, que en su día eran carísimos.

Blu-Ray y HD-DVD, dos tecnologías que vi nacer y en el caso de la segunda, morir, aunque accedí a ella algunos años más tarde. Fuente: Engadget.

Pero eso me ha hecho tener, por interés, todo el conocimiento tecnológico que tengo. Y a su vez, es parte de afición, que me hace tener desde Laser Disc (tecnología que conocí pero que no pude tener) hasta Ultra HD 4K Blu Ray.

Lo mismo me pasa con los videojuegos, desde juegos de Atari 2600 hasta los últimos lanzamientos de XBOX One. Vale, entonces lanzo mi pregunta, ¿por qué hay tanta gente que escudándose en la edad a su vez excusan en el desconocimiento tecnológico?

Digo porque se dice mucho “esto es moderno, es para los jóvenes de ahora” cuando igual son tecnologías que de una manera u otra llevan evolucionando décadas. De tecnología, aunque sea por simple lectura, por edad, tengo que saber MÁS que un chaval de 15 años, ya sólo por años de ventaja.

Pero eso es la lógica y sin tirarme flores, mi caso, pero veo que no es lo normal, al menos en este país. Que no es cuestión de dinero, porque repito, muchas cosas las conocía por lectura… ¿qué opináis de esto?. Ya no hablo de tecnófobos como Javier Marías, que mira que han pasado más de 35 años desde la versión para MS-DOS de Wordstar y se niegan a usar ordenador, sino de gente cotidiana que parece decidieron que podían estancarse en una edad y no avanzar a nivel tecnológico desde entonces.

Saludos 🙂

Salva

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.